sábado, 22 de septiembre de 2018 |  : :
Facebook tWitter

COMENTARIOS  Lector RSS

Corrupción estructural y abogados serios
Los ricos y poderosos al banquillo

Fecha Publicación: 13/09/2018 | Cantidad de Lecturas: 1895 

Contradicciones, duras críticas, burlas y jocosidades de los abogados defensores de Varisco y la Mutual Modelo hacia la fiscal



Este jueves se desarrolló la audiencia de elevación a juicio oral y público en la causa que tiene complicados al intendente de Paraná, Sergio Varisco, y al presidente de la Mutual Modelo, Ángel Picazzo, por delitos de corrupción.

Puntualmente a Varisco y a Picazzo, se le imputan los delitos de negociaciones incompatibles por la función pública y fraude al Estado en virtud de una denuncia interpuesta por el diputado provincial Gustavo Guzmán a mediados del 2017 por un hecho ocurrido al principio de la gestión Varisco.

El hecho que destapó otro gran negociado de la polémica Mutual Modelo fue una curiosa nota que llevaba la firma del presidente de la entidad mutual (Picazzo) y la de la concejal de Cambiemos Marta Zuiani, quien se encuentra unida en convivencia con el tesorero de la entidad, Adrián Bruffal, que a su vez forma parte de la nómina de empleados municipales.

Pizazzo en la nota, que consta de un escueto párrafo, le pedía a Varisco que le otorgara la suma de un millón y medio de pesos en concepto de “adelanto por retenciones”, a pagador en 10 cuotas de 150.000 pesos.

La misiva no solo llamó la atención por la magnitud de la suma, sino también porque el argumento para el otorgamiento representaba una irregularidad, sumándose el hecho de la grosera incompatibilidad de que el pedido de dinero llevara la firma de la edil Zuiani por su estrecha relación con un miembro importante de la entidad.

La causa comenzó a medidos del 2017 y tanto la fiscalía, representada por la Dra. Patricia Yedro, como la querella representando al denunciante dieron por culminada la investigación, que duró más de un año, por lo que este jueves se desarrolló la audiencia de elevación a juicio.

La audiencia fue muy llamativa y quedan constancias en las grabaciones. Estuvo minada de extensas citas doctrinarias, jurisprudenciales y de paradojas contenidas en bibliografías citadas por parte de varios de los abogados que continúan la defensa técnica de los imputados.

Inclusive en el sector de la mesa dispuesta para los abogados de Picazzo, los Dres. Miguel Cullen y Emilio Fouces, se pudieron observar al menos cinco voluminosos ejemplares de importantes doctrinarios.

Sin embargo, y a pesar de los explayados argumentos doctrinarios, lo que más resonó y aún resuena en los pasillos del salón Nº1 del Palacio de Justicia fueron los dichos de las partes que no se encontrarán en ningún libro y que conforman la visión de los hechos, sus motivos y el material probatorio que obra en la causa que ya lleva dos gruesos biblioratos.

Sin dudas, uno de los momentos más destacables de la audiencia ante el juez de garantías, Ricardo Bonazzola, fue el pedido de exclusión del denunciante, el diputado Guzmán, de la causa.

El pedido para que Guzmán no forme más parte del debate fue realizado por uno de los defensores técnicos de Picazzo, el abogado Fouces, avalado con posterioridad por el otro abogado defensor, Cullen.

Entre los motivos, Fouces expuso que Guzmán no estaba legitimado para ejercer la querella por su cargo de legislador, porque ya estaba representado el Estado en la fiscal, y en las causas en donde la afectada sea la administración pública.

Argumento entendible si se quiere, aunque, los dichos que Fouces manifestó a continuación le quitaron seriedad y lo expusieron a una gran contradicción. Puntualmente, el abogado de la Mutual Modelo dijo que la presencia de Guzmán y de su abogada en el proceso convertía “en política” a la causa judicial claramente y que la Justicia no se podía manchar con semejante acusación.

Posteriormente, la propia fiscal tildó de incongruente o incoherente esa acusación, ya que una de las estrategias fundamentales esgrimidas tanto por Fouces, como por Cullen e inclusive por la defensa técnica de Varisco y Rolandelli, constituida por los abogados Rubén Pagliotto y Damián Petenatti, consistió en remontarse a las gestiones “peronistas” anteriores en el Municipio que realizaron, según sus propios dichos, “la misma operación con entidades mutuales y empresas”.

Más allá de esta contradicción, reseñada por la propia fiscal, lo cierto es que si no hubiera sido por la denuncia de quien hoy intentan excluir, a pesar de no haberse opuesto a la constitución de querellante que se realizó hace ya más de un año y esperar la primera audiencia pública, como esperando la presencia de los medios de prensa en una sala, la Justicia nunca hubiera investigado esta detracción de fondos por parte del intendente Varisco a favor de una de las “entidades mutuales más beneficiadas por el Municipio de Paraná”, como dijo uno de los abogados de Varisco.

En la causa, de ser excluida la querella y de remitirse la causa a juicio oral y público, como se estima que sucederá, se frustrará la posibilidad inédita que tenía la Justicia de penalizar o sancionar a la persona jurídica de la Mutual Modelo, como lo solicitó la abogada que representa a Guzmán.

Asimismo, otro de los momentos clave de la jornada, fue la referencia realizada por la fiscal Yedro a los intereses pactados para la devolución del millón y medio otorgado por Varisco a la Mutual.

Intereses que, conforme surge de la causa, en principio no fueron previstos, aunque, advertidos de la grosera irregularidad, posteriormente se incluyero. Sin embargo, en el monto de los mismos se hizo notorio el interés de Varisco de beneficiar a la entidad.

Fue la propia Yedro la que en un momento de la jornada extrajo de sus documentos un curioso listado de los intereses que preveía en aquel momento el Banco Nación para los créditos de similares características a los que se estaban debatiendo en la audiencia y los comparó con los pactados en el convenio suscripto por Varisco y Picazzo.

La diferencia no hizo más que confirmar la ventaja indebida para la Mutual y el perjuicio que el anticipo de la suma millonaria le provocó al erario municipal.

El ejemplo estaba muy claro: si Picazzo hubiera ido a pedir la misma cantidad de dinero al Banco Nación, en cada uno de los 10 meses en que se pactaron las cuotas de devolución, el presidente de la Mutual Modelo debería haber devuelto la suma de 150.000 pesos de capital y cerca de 37.000 pesos en concepto de intereses.

Sin embargo, con el préstamo otorgado por Varisco, la suma se redujo considerablemente, pactándose solamente el 0.25 de tasa en aquel momento, es decir, los interés rondaban en una cifra inferior a los 1.500 pesos.

De 37.000 pesos a 1.500 pesos en conceptos de intereses, existe una grosera diferencia, la cual deja en claro el notorio interés de Varisco de beneficiar a la mutual a costa del erario público y de la codicia personal de la entidad.

Más allá de los fines de solidaridad que expresaron tanto Fouces y Cullen, la mutual, al momento de otorgar préstamos dinerarios a los empleados municipales, pacta intereses más elevados que inclusive los del Banco Nación.

No solo la querella hizo referencia a estos excesivos intereses de la Mutual financiera, sino también lo propia fiscal, quien dejó en claro que existían intereses usureros al manifestar que “no se podía imaginar a cuánto pactan los préstamos de dinero a los empleados municipales”, aludiendo a la época en que fueron paralizados los códigos de descuentos porque existía una enorme cantidad de empleados con recibos de sueldos con cifras negativas.

Sin dudas, lo más vergonzante es que la entidad, a pesar de dedicarse a los préstamos de dinero, se encubre en la figura de Mutual para evitar afrontar los impuestos que la ley exige a las entidades financieras, únicas habilitadas para dedicarse a la actividad de prestar dinero, a la que la Modelo llama "ayudas económicas".

Esta mutual no solamente se dedica a ser prestamista, sino que también presenta en su oferta comercial varios pingües negocios, los más rentables de ellos, valiéndose del Estado.

Uno de estos negociados lo constituyó la fabricación y venta de colchones. Una incursión en el rubro llamativa y que obliga a preguntarse la experiencia en la materia tanto de Picazzo, Bruffal e inclusive del conocido empresario de la construcción, Miguel Marizza, quien, sin dudas, es el dueño, jefe o capataz tanto de Picazzo y Bruffal, con quienes comparten ganancias en las comercializaciones que emprenden.

Un negocio redondo por donde se lo mire, primeramente en la fabricación, ya que los colchones eran realizados por los presos alojados en la unidad penal de Paraná, es decir, no valiéndose de la mano de obra en negro, como también del establecimiento carcelario de propiedad del Estado Provincial, inclusive existía un grupo de agentes penitenciarios dispuestos para la seguridad en la comercialización.

Comercialización que fue permitida por el Estado y que data del 2014 luego de un convenio que celebró el entonces jefe del servicio penitenciario, José Mondragón, removido recientemente por irregularidades, el jefe de la UP1º Alejandro Miotti, y el entonces titular de la Mutual Modelo, Adrián Bruffal, y refrendado por quien ocupaba el aquel momento el ministerio de gobierno, justicia y seguridad de la provincia.

El principal punto de comercialización que encontró la Mutual fue el propio Estado, vendiendo los colchones a numerosos municipios entrerrianos.

Tal fue irregularidad e ilicitud del negociado con los colchones que inclusive el fiscal Santiago Brugo inicio una investigación penal por corrupción, luego de que se desatara un escándalo en el Municipio de Concordia justamente por los colchones.

En diciembre del 2015 Concordia sufría una gran inundación que dejaba sin viviendas y pertenencias a miles de personas, llegando una partida de colchones, almohadas y afines destinada a los evacuados provenientes de la Mutual Modelo en calidad de donación.

Sin embargo lejos de “la solidaridad” pretendida por la Mutual y que en la jornada de este jueves en la audiencia fue argumento de los abogados defensores, a los pocos días se presentó un emisario de la entidad pretendiendo cobrar aquella “donación” con una factura de un millón de pesos a nombre del Servicio Penitenciario.

Aquel emisario y que pretendía cobrar la millonaria suma no era otro que el conocido y polémico empresario de la construcción, Miguel Marizza, dejando manifiesto quien en verdad mueve los hilos de la entidad mutual, con quien inclusive Bruffal, tesorero de la misma, mantiene vinculaciones societarias, caso de Ortiz en Paraná y Puerto Príncipe S.A. en Concordia.

Es más, paralelamente fue el Tribunal de Cuentas quien también investigó este irregular convenio determinándose que existen actuaciones en Fiscalía de Estado que determinaron un sospechoso movimiento de caja en la UPNº1 donde ingresó un millón seis cientos mil pesos y egresó a los pocos días un millón cuatrocientos cuarenta mil pesos estando involucradas en la maniobra irregular la empresa Caballi S.A. de Mariza y la Mutual Modelo de Bruffal.

Fue el estado público de la notable irregularidad e ilicitud y la dimensión que tomó el escándalo, indudablemente, lo que determinó que a los días de haber asumido la actual ministra rescindiera el convenio con la Mutual y el Servicio Penitenciario.

Inclusive, en el convenio existía una cláusula que imponía, tanto al Servicio penitenciario como a la Mutual, un plazo de 120 días de preaviso para rescindir el acuerdo. Un plazo que, a pesar de no ser cumplido por el Estado Provincial que inmediatamente dio por terminado el negocio de los colchones en la cárcel, no origino ningún tipo de demanda por parte de la entidad a pesar de tener derecho a hacerlo.

El motivo de la falta de reclamos judiciales, indudablemente, no fue otro que evitar las inminentes denuncias penales contra los empresarios de la Mutual y los funcionarios públicos que sabían que existirían y prosperarían.

Una rescisión que lamentablemente no incluyó un pedido de investigación del perjuicio patrimonial que ocasionó al erario público provincial la utilización de bienes públicos que realizó la Mutual Modelo por tres años que duró el convenio para fabricar y comercializar colchones y afines.

Como si fuera poco, la entidad mutual que pretende excusarse en el otorgamiento de un millón y medio de pesos realizado por Varisco en “paliar la difícil situación financiera” que enfrentaba la entidad, también presenta en su catálogo de servicios la construcción y financiamiento de viviendas.

Viviendas que vienen siendo objeto de denuncias por las deficiencias en la construcción, paredes de telgopor, ausencia de sistemas cloacales que provocan no solo inundaciones a las familias que las habitan sino también graves problemas de salud y ambientales son algunos de los ejemplos.

Sin embargo, la Mutual, a pesar de ofrecer la construcción, llamativamente no se encuentra inscripta como constructora, algo que terceriza, y aquí una nueva vinculación que deja de claro quién está detrás del negociado, en la constructora de Marizza y Szczech.

Otro negocio redondo donde se adquieren el terreno donde serán emplazados los lotes a un precio ínfimo, y se venden, conforme a la tasa de interés impuesta por la Mutual, a un precio grosera y extremadamente superior.

Los pingües negocios de la Picazzo, Bruffal, Marizza con la Mutual Modelo del momento en que se produjeron los hechos, principios del 2016, algunos de los cuales hoy continúan vigentes, difícilmente puedan colegirse con aquella pretendida defensa de los abogados de Varisco y el presidente de la entidad de que la suma millonaria tuvo el fin de “paliar la difícil situación financiera que atravesaba la mutual”, más aun conociendo, como se conoce, el bienestar y muy buen pasar económico que presentaba y que presenta “el grupo económico” mencionado.

Una vinculación comercial entre Picazzo, Bruffal y Marizza notoria y que generó curiosidad tanto a los propios como a los ajenos en la audiencia realizada este jueves cuando con vehemencia el abogado de Varisco, el Dr. Pagliotto, defendía a la entidad mutual y hasta canonizaba a su actual presidente, dejándolo como una pobre víctima, cuando ha sido el letrado que dio inicio con su denuncia a la investigación que hoy tiene en vilo a funcionarios del ex gobierno provincial y principalmente al empresario Marizza por actos de corrupción en la Cumbre del Mercosur.

Un caso sumamente resonante que puso sobre la mesa el dinero que recibió el polémico empresario de la construcción a quien el propio Pagliotto en una entrevista reciente se refirió manifestando “fueron vergonzosos los negocios direccionados a los amigos del gobierno provincial y nacional, fomentando el capitalismo de amigos, como el caso de la empresa de Marizza”.

Un Pagliotto que en la audiencia de este jueves, no solo ejerció la defensa del complicado intendente y del secretario legal y técnico, sino que, llamativamente, defendió a ultranza y férreamente a la Picazzo y la Mutual con quien Marizza tiene más de un vínculo comercial.

El letrado, en otro tramo de su elocución, al pretender fundar el anticipo o préstamo millonario de Varisco a la mutual, habló en reiteradas oportunidades de deuda de 6 millones de pesos que el municipio mantenía con la municipalidad en virtud de los códigos de descuentos.

Sin embargo, la afirmación fue controvertida, en virtud de que mal puede ser el Municipio el deudor de un préstamo que solicito un empleado, el yerro del abogado considerado en la jerga judicial como “paladín o abanderado de la lucha contra la corrupción” que hoy defiende al intendente acusado de un hecho de corrupción, consistió, así se lo hicieron notar en la audiencia, en pretender que la deuda de un empleado se traslada al empleador quien, en el caso del municipio, solo actúa como agente de retención de aquellas sumas exorbitantes que mensualmente debe pagarle a la Mutual por el préstamo allí otorgado.

Pero sin dudas, el momento más efervescente y hostil, si se quiere, de la audiencia resulto de la crítica que realizaron todos los abogados defensores de la requisitoria de la fiscal, puntualmente de los hechos que se le atribuyen a Varisco, Picazzo y Rolandelli.

Puntualmente, Fouces, Cullen, Pagliotto y Petenatti, en ese orden, defenestraron a la fiscal Yedro, a quien básicamente trataron de no estar capacitada o preparada o de falta de idoneidad, como también al Ministerio público, con respecto a la acusación.

Según el argumento principal de los defensores en ningún momento pudieron determinar, se escuchó, cual era realmente el delito que se le atribuía, considerando los letrados, que el delito de negociaciones incompatibles con al función publica desplazaba el de fraude, y que ambos, no podían confluir.

Inclusive, más allá de que Pagliotto habló de “periodistas serios” y “contadores serios” para criticar a todos los fiscales por su ignorancia en asuntos contables, existieron burlas y jocosidades para la representante del ministerio Publico Fiscal.

Si bien con palabras y citas encumbradas la crítica vertida por momentos fue muy dura por parte de Pagliotto y Cullen.

La paradoja del primero aludiendo al “Lecho de Procusto,” refiriéndose a que la fiscal forzó normas penales para que el hecho que cometieron Varisco y Picazzo fueran incluidos en los delitos atribuidos, fue sin dudas la burla que causó la mayor mala impresión de los presentes, provocando la cita a la mitología griega y la comparación con la manta lo que tentó de risa a Cullen.

Abogados serios que, comparten sociedad en las causas penales que vinculan a Varisco y que se enfrentan en el resto de la causas de corrupción que tienen como abogado denunciante a Pagliotto, y como defensor de funcionarios o empresarios acusados Cullen, situación que no escapó de los pasillos de tribunales y retumbo considerablemente.

El ejemplo más paradigmático sin duda lo constituye los mencionados en la causa denominada “Cumbre del Mercosur”, iniciada por una denuncia por uno de ellos y que tiene como abogado defensor de todos los empresarios acusados de corrupción en la obra pública, incluido Marizza, al otro.

Como diría nuestro querido amigo y dirigente de la UCR, “Cuco” Tardelli, “sicofantes, denunciantes profesionales” que ahora defienden a la misma estructura de corrupción que en su momento cuestionaron.

No está mal, los letrados tienen que trabajar, viven del ejercicio de la profesión, sin embargo a la gente no se le escapa la incoherencia o incongruencia de estar de los dos lados del mostrador.



 ()



IMPORTANTE !!! davidricardo.com.ar, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, davidricardo.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.


Comentarios  
14/09|00:00  [negro municipal]  
mi amigo hace 20 años que estoy en la municipalidad,siempre fue igual,todos prendido de algo,el de la modelo figura en limpiez como empleado y la pareja tambien,si todos quedan y el que no mete asu novia o amante,cero dignidad,sigan afanando no mas y sigan pintandose las uñas para andar de novios que nosotros en limpieza,trabajamos p&%$#"!/%$#
Responder     Reportar Abuso     votos (18)
  • Currently 2.5/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 
13/09|00:00  [Laura]  
No tienen vergüenza Pagliotto y Cullen, lo que hacen unos buenos honorarios
Responder     Reportar Abuso     votos (17)
  • Currently 2.5/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 
 
  Enviar Comentario


 
Si desea recibir SIN CARGO los titulares de las Noticias en su correo electronico: suscribe@davidricardo.com.ar
Buscar
Google
Web Sitio [Archivo]
 




Noticias en su Sitio Noticias en su Sitio | Archivo Ediciones Anteriores |  Quienes Somos?  |Link
davidricardo.com.ar - Actualidad Social y Politica de Entre Rios

El Portal de Ricardo David
Email: suscribe@davidricardo.com.ar
Parana - Entre Rios - Argentina
© Copyright Internacional 2018 Todos los derechos Reservados.

 
CMS de Noticias Web Grandi y Asociados
Sistema Administración de Contenidos para Portales de Noticias e Información (CMS de Noticias)
Diseño Web para Portales de Información Web