domingo, 20 de mayo de 2018 |  : :
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

COMENTARIOS  Lector RSS

Por el mismo camino hacia el mismo destino
Fuerte mensaje para Benedetti: “vos no vas a poder gobernar la provincia”

Fecha Publicación: 28/02/2018 | Cantidad de Lecturas: 1367 

La historia se repite: lo que le ocurrió a Benedetti y a la UCR ayer, le pasó a Montiel en 2001



Luego de varias idas y vueltas, finalmente el bloque de diputados de Cambiemos definió este martes la renovación de autoridades. Ni en un bloque integrado por siete radicales y cuatro del PRO, la UCR pudo imponerse y se ve cada vez más condicionada por el PRO.

La radical Alejandra Viola fue propuesta para presidir el bloque por Esteban Vitor, por lo que a la UCR no le quedó más alternativa que ceder ante el PRO.

Esa definición se dio pese a que desde la corriente radical Illia, liderada por el diputado nacional Atilio Benedetti, proponían que Sergio Kneeteman se mantuviera en la presidencia del bloque.

En los mentideros radicales se sabe que Benedetti se perfila como el candidato de la UCR a la gobernación en 2019, porque es conocido que el intendente de Paraná, Sergio Varisco, hace la del tero, grita en la provincia pero pone los huevos en la ciudad y su aspiración es ser reelecto.

El intendente lleva ya dos años de gestión pero aún no puede tomar las riendas de la ciudad para conducirla, un ejemplo claro de ello ocurrió este sábado cuando se sacó con sus funcionarios y amenazó con echar a todos porque no habían hecho los informes para presentar ante la Asamblea Legislativa.

Más allá de eso, la desavenencia que sufrió Benedetti en el bloque provincial trae a la memoria de los radicales la que atravesó Sergio Montiel al frente del gobierno provincial en el mandato 1999-2003.

En ese entonces, siendo oficialismo nivel provincial y nacional, con Fernando De La Rúa en la presidencia, el bloque radical, conformado también por sectores del peronismo y el socialismo, enfrentó disputas internas por el poder y terminó quebrándose.

Esa ruptura significó el principio del fin para el radicalismo provincial, ya que la división interna que comenzó en la Cámara de Diputados se trasladó luego al bloque de senadores y a las intendencias.

Luego de la ruptura, algunos de los que quedaron en el bloque fueron Ricardo Troncoso, Rubén Eduardo Maín, José Cardoso, y Marcelo Maidana y Mónica Torres, ambos de extracción peronista, la última incluso había sido funcionaria de Jorge Busti durante su primer mandato en la gobernación.

Los que conformaron una bancada aparte fueron Hernán Burna, Ana D’Angelo y Santiago Reggiardo, provenientes del socialismo, Manuel Fortuny, Adolfo Lafourcade y Julio César Rodríguez Signes.

Este último era presidente de la Cámara, por lo que la UCR no solo perdió buena parte de los integrantes del bloque, sino que también se quedó sin ese cargo.

Como hoy ocurre con Benedetti y su gente, la disputa en 2001 se había generado por rispideces y diferencias internas con Montiel y su gente que fueron haciendo mella en un bloque que se había conformado para llegar al poder y que, una vez allí, no tuvo en cuenta el mensaje que se transmitía hacia afuera al pensar solamente en las aspiraciones personales.

La división que comenzó en el bloque de diputados se propagó por el resto de la provincia y perjudicó al gobierno provincial y al gobernador Montiel, e impactó negativamente en la imagen de la Unión Cívica Radical.

Esa mala experiencia caló hondo en el electorado y el radicalismo fue perdiendo cada vez más caudal de votos, a la vez que continuaban las peleas y disputas internas que no permitían crecer a un referente claro.

Mientras que hasta entonces los comicios en la provincia se definían para peronistas o radicales por un escaso margen de votos, luego del quiebre ocurrido entre 1999 y 2003 en la UCR, el radicalismo fue vapuleado por más de 20 puntos en la provincia por el PJ en las elecciones de 2003, 2007 y 2011.

El principio del fin para la UCR había sido en 2003, marcado por la catastrófica derrota a manos del PJ que sufrió el radicalismo en las elecciones con Sergio Varisco como candidato a gobernador y su hermano Humberto buscando la intendencia de Paraná.

Pero luego de años de letargo, en 2015, en un histórico congreso radical que se realizó en Gualeguaychú, la UCR decidió aportar su estructura a una coalición que tenía como gran empuje al PRO, y, producto también del hartazgo a nivel nacional con el peronismo, volvió al poder.

El costo para la UCR fue relegar sus aspiraciones para acompañar desde atrás a una fórmula que no incluía ningún radical como la conformada por Mauricio Macri y Gabriela Michetti a nivel nacional.

De todos modos, suena fuerte en los mentideros nacionales que en 2019 el presidente Macri no sorprendería si, en lugar de una fórmula PRO-PRO o PRO-UCR, cambia de aliado e incluye a un gobernador peronista.

En 2015 el radicalismo cedió su poder y estructura a Macri y se conformó con algunas gobernaciones e intendencias, a las que por escases de referentes mayormente llegó de la mano del peronismo, alzando las banderas del PRO, que no tenía candidatos para ocupar lugares.

En Entre Ríos, el inicio del quiebre para la UCR fue aquella ruptura en 2003, que desencadenó que en 2015 el radicalismo fuera detrás de la candidatura a la gobernación de Alfredo De Angeli y que conformara equipos para las intendencias con fuertes presencias peronistas.

Lo que ocurre actualmente en el bloque tiene similitudes con la ruptura de 2003 pero la gran diferencia es que hoy Cambiemos tiene el poder a nivel nacional pero no en la provincia, y el panorama actual complica las pretensiones de la UCR de recuperar la gobernación en 2019.

Mientras que el peronismo suele pelearse para la tribuna en los momentos previos al armado de listas y demás, normalmente llega a las elecciones encolumnado detrás de un candidato, lo que le otorga fuerza a la propuesta frente al electorado.

En cambio, los hechos de este martes dejan en claro que dentro de Cambiemos, la UCR está fuertemente condicionada por el PRO, algo que también le ocurriría a Benedetti si llegara a la gobernación de la mano de la alianza con el macrismo.

Además, si siendo oposición y minoría en la Cámara se enfrascan en disputas como estas, con duras acusaciones de unos a otros de estar comprados, el mensaje que queda es que los problemas serían mucho más grandes si un radical llega a estar al frente del gobierno provincial.

Todo hace prever que si Benedetti es el candidato de la UCR y en esta oportunidad no pudo mantener al hombre de su sector al frente del bloque, mucho menos podrá gobernar la provincia.

El mensaje del bloque de Cambiemos hacia la sociedad es que Benedetti no podrá tomar decisiones al frente de la gobernación y que no lo voten.

Con siete representantes contra cuatro del PRO, el radicalismo es el sector con más gente dentro del bloque de Cambiemos, pero claramente no es el más fuerte.

Mientras aún se daban las charlas y discusiones para definir la presidencia del bloque, la mesa provincial de la Corriente Illia se reunió en Villaguay y determinó que la UCR debía buscar mantener su posición en la bancada, con Kneeteman al frente.

El propio Kneeteman y Fuad Sosa, uno de los hombres fuertes del bloque, habían destacado que la UCR era el grupo mayoritario y que mantendría la presidencia. Sin embargo, luego de idas y vueltas, finalmente el sector de Vitor y de Frigerio le quebró la mano a la UCR.

“El PRO pretende mandar sobre un radicalismo sin escrúpulos y lo puede hacer porque hay quienes tienen precio”, expresó sobre la designación de Viola la ex diputada nacional Gracia Jaroslavsky y habló de una “zancadilla”, como también le ocurrió a Montiel en 2001.

Con este revés en el bloque, el mensaje hacia el electorado es que, de la mano de Cambiemos, la UCR no puede tomar decisiones, y sus aspiraciones para recuperar la provincia en 2019 se achican.

Aunque el bloque está conformado por siete diputados radicales y cuatro del PRO, este último definió la presidencia y eso deja en claro que, si Benedetti llega a la gobernación con Cambiemos no le van a dejar conducir los destinos en la provincia, repitiendo la historia del gobierno de Montiel.

Si bien Benedetti siempre buscó diferenciarse de Montiel y lo calificó en alguna oportunidad como “el pasado”, todo parece indicar que ambos tienen destinos parecidos y en su futuro el diputado nacional va por el mismo camino hacia el mismo final.

 ()



IMPORTANTE !!! davidricardo.com.ar, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, davidricardo.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.


Comentarios  
No hay comentarios para esta noticia.
  Enviar Comentario


 
Si desea recibir SIN CARGO los titulares de las Noticias en su correo electronico: suscribe@davidricardo.com.ar
Buscar
Google
Web Sitio [Archivo]
 





Noticias en su Sitio Noticias en su Sitio | Archivo Ediciones Anteriores |  Quienes Somos?  |Link
davidricardo.com.ar - Actualidad Social y Politica de Entre Rios

El Portal de Ricardo David
Email: suscribe@davidricardo.com.ar
Parana - Entre Rios - Argentina
© Copyright Internacional 2018 Todos los derechos Reservados.

 
CMS de Noticias Web Grandi y Asociados
Sistema Administración de Contenidos para Portales de Noticias e Información (CMS de Noticias)
Diseño Web para Portales de Información Web